Subastas de Coches Deportivos

El sábado pasado, tuvo lugar en Mónaco, donde se disputaba el Historico Grand Prix, una de las  subastas de coches clásicos más importantes de la temporada. Ferrari, Maserati o Rolls Royce fueron algunas de las estrellas en el Forum Grimaldi.

La prueba de que ha sido una de las principales subastas del año está en que cinco coches han superado los 2 millones de euros, lo que demuestra que pese a la crisis económica los grandes coleccionistas siguen teniendo dinero para comprar sus piezas más buscadas.

El coche más caro fue un espectacular Ferrari 400 Superamérica fabricado en 1962 por el que se llegaron a pagar  2.8 millones de euros. Un vehículo cabriolet carrozado por Pininfarina. El precio máximo estimado para este modelo antes de la subasta era de 2,45 millones de euros, ampliamente superados por las pujas de los clientes. En total fueron más de 3.300 personas las que siguieron en directo esta puja.

Y sin duda otro de los protagonistas fue también un modelo italiano, un legendario y extraño Maserati Birdcage fabricado en el año 1960 por el que se llegaron a pagar 2,46 millones de euros.

El dominio de los deportivos italianos fue claro en esta subasta. El segundo más caro fue un Ferrari 250 GT SWB Berlinetta fabricado en 1962 que se adjudicó en 2,63 millones de euros.
Y tras el Maserati, tercero, nuevamente dos Ferrari, un 250 GT LWB Tour de France de 1957 por 2,35 millones de euros y un 250 GT LWB California Spyder por el que se pagaron 2,07 millones de euros.

Sólo unos pocos datos para que nuestros lectores se hagan una idea de lo que se mueve en estas subastas. Se han vendido 88 vehículos de los 105 que se presentaban y la cantidad total que se pagó por los 88 vehículos superó los 33 millones de euros.

 

 

Scroll al inicio