Relojes Romain Jerome

Queremos dedicar un hueco a esta marca de relojes, ya que si Romain Jerome sorprendió en el mercado con su primera creación y el material empleado para el mismo, -el Titanic DNA realizada con acero “sacado” del propio Titanic, el famoso trasatlántico hundido-, parece que con su nueva pieza quiere seguir en el mísmo camino, donde la innovación pasa por el empleo de materiales inéditos en el reloj.  Y es que Romain Jerome se acerca más que ninguna otra marca a la Luna, y no hablamos de una distancia física, sino que nos referimos a las materias primas empleadas en el nuevo Moon Dust-DNA; sorprendente polvo lunar y fragmentos de las lanzaderas Apollo XI, Soyuz y la estación espacial ISS.

  Romain-Jerome-Moon-Dust-Red-Mood-Chrono.jpg

Las características de este nuevo reloj giran, pues, en torno a la conquista lunar: la esfera está concebida a partir de un depósito mineral del que forma parte el polvo de Luna; la caja de acero y titanio, de 46 mm, procede de la lanzadera espacial Apollo XI; las asas de la correa están elaboradas a partir del acero oxidado del Soyuz; y, en la correa, se ha utilizado las fibras de un traje de vuelo presente en la Estación Espacial ISS.   Este impactante y “controvertido” reloj, incorpora un movimiento manual, calibre BNB 1000RJ, con tourbillon, 19 rubíes, 21.600 alternancias y más de 120 horas de reserva de marcha.   La propuesta de esta firma cuanto menos que deja sorprendido de manera que, pensando en los más incrédulos, Romain Jerome certifica el origen de cada uno de los materiales con un acta notarial en Suiza. Además, cada pieza lleva un certificado de la Asociación de Exploradores del Espacio (ASE) donde ponen de manifiesto la gestión de Romain Jerome y su homenaje a la conquista del espacio.


Scroll al inicio