McLaren 650S Spider

McLaren 650S Spider: El cielo no debe esperar   Acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 3,0 segundos, su tope es de 329 kilómetros/hora y el consumo medio de 11,7 litros y 275 gramos/C02. Así es la versión Spider del nuevo 650S, un rival a tener en cuenta por alemanes e italianos.

En Ginebra hemos visto a esta auténtica preciosidad del fabricante inglés de cuyo diseño destaca, sobre todo, el frontal heredado del exclusivísimo P1 y la trasera del MP4-12C. De estos modelos hereda también el propulsor V8 biturbo y 3.8 litros, que es común en los tres, aunque con diferente potencia: 650 caballos (916 caballos para el P1 y 625 para el MP4-12C). El par en esta ocasión es de 678 Newton/metro, idénticos a los de su hermano cupé, el 650S.

Frente a éste consigue idénticos datos prestacionales, salvo en dos: el 0 a 200 por hora (el cupé detiene el cronómetro en 8,4 segundos, mientras que el 650S Spider lo hace en 8,6 segundos) y la velocidad punta (329 kilómetros/hora del Spider por los 333 kilómetros/hora del 650S). Como ves, la dinámica apenas se ha visto alterada por el incremento de 40 kilogramos de peso del sistema de capotado (1.370 kilogramos). El chasis de carbono ayuda a contener la masa final.

Para lograr que el mecanismo del techo no sea muy tortuoso (que tarda 17 segundos en realizar la operación, en parado o hasta 30 kilómetros/hora) , McLaren ha apostado por un retráctil en dos piezas. Además, con la ventanilla trasera se puede jugar tanto capotado (se baja para escuchar mejor el ruido del propulsor) o cuando circulamos sin capota (actúa de paravientos).

Para bolsillos exigentes, equipa de serie frenos carbocerámicos, neumáticos Pirelli P Zero Corsa, sistema multimedia con navegador Iris y Bluetooth, Alcántara para los asientos, fibra de carbono para diversas molduras del habitáculo… ¿Precio? Aún no se ha hecho oficial aunque piensa mal y acertarás; calcula de 200.000 euros en adelante.

 

McLaren 650S Spider
Scroll al inicio