Hotel Luxisla Ibiza

Situado cerca de la famosa cala de la Talamanca, el Hotel Luxisla se ha convertido en todo un referente para aquellos que buscan vivir la experiencia Ibiza de primera mano.

Hotel Luxisla Ibiza, para disfrutar del lujo minimalilsta

Usamos cookies propias y de terceros con fines publicitarios, de sesión, analíticas y de redes sociales. Cualquier acción que no sea su bloqueo, o la solicitud expresa del servicio vinculado a la cookie, implican el consentimiento para su uso. Consulte nuestra Política de Privacidad

Toggle navigation Hedonistas Viajes Portada Relojes Coches Viajes Belleza Tecnología Moda & Co Joyas Gourmet Bien Hecho Luxisla Ibiza Hedonistas > Viajes > Hotel Luxisla Ibiza, para disfrutar del lujo minimalilsta Hotel Luxisla Ibiza, para disfrutar del lujo minimalilsta Viajes #Hoteles#Hoteles España por Alfredo Álamo Viernes, 19 de abril de 2019 Situado cerca de la famosa cala de la Talamanca, el Hotel Luxisla se ha convertido en todo un referente para aquellos que buscan vivir la experiencia Ibiza de primera mano. Compartir Compartir Compartir 0 Compartidos

Ibiza es una de las islas más deseadas del Mediterráneo. Sus encantadoras playas y calas, su excepcional clima, así como una oferta irresistible en cuanto a gastronomía, ocio y vida nocturna, han hecho aflorar una gran cantidad de hoteles. Sin embargo, si no queremos caer en las grandes aglomeraciones, lo mejor que podemos hacer es buscar esas pequeñas joyas que los amantes del lujo llevan visitando durante años. Ese es el caso del fantástico Hotel Luxisla, ubicado en la Cala de la Talamanca.

A sólo 100 metros de la playa y apenas a kilómetro y medio de Ibiza, su situación es ideal para aquellos que buscan privacidad y lujo sin renunciar a todas las posibilidades que ofrece la isla. El hotel abrió en 1962 y desde entonces se ha convertido en uno de los establecimientos clásicos para disfrutar de todo el ambiente ibicenco.

Luxisla Ibiza

No es un hotel pensado para albergar multitudes, y esa es una de sus grandes bazas. Ofrece 29 habitaciones perfectamente climatizadas, televisión y balcones privados con vistas a sus preciosos jardines o al mar. La decoración es minimalista y moderna, destacando por sus colores blancos y madera natural. Con una iluminación marca de la casa y todos los servicios que podemos esperar en un hotel de su categoría.

Como es natural, tiene una excelente cafetería, así como un snack bar dentro de sus instalaciones. Hay un comedor self-service donde se sirven los desayunos. Habría que destacar que en los jardines se puede disfrutar de un buen servicio de vinos.