El Golden Phoenix Cupcake un postre de Lujo


El Golden Phoenix Cupcake un postre de Lujo

El postre es siempre la mejor manera de terminar una comida deliciosa. Ya sea un tiramisú suave y esponjoso o un flan con su toque de sal, hay muchas opciones para satisfacer tus deseos de algo dulce. Si te gusta experimentar nuevos sabores en una redefinición de la excentricidad dentro del mundo de la gastronomía nos encontramos con un postre que nos sirve como ejemplo, el  Golden Phoenix Cupcake creado por Boomsbury

¿Qué es lo que hace que un postre pueda alcanzar la cifra de 815 euros? Parece ser que elaborarlo con harina orgánica, mantequilla importada desde el Reino Unido, vainas de vainilla de Uganda, el mejor chocolate italiano y recubrirlo todo con láminas de oro de 23 quilates comestibles sería la respuesta. También podría ayudar servirlo en una bandeja  junto con una cuchara todo ello en oro de 24 quilates, y cubrirlo con glaseado de chocolate, acompañado por un surtido de fresas sumergidas también en oro comestible.

Bautizado como el «Golden Phoenix», este cupcake fue preparado como celebración del lanzamiento de la nave insignia de Bloomsbury en un centro comercial Dubai, el único donde se puede encontrar. Bloomsbury comenzó a ofrecer el dulce a cualquier consumidor dispuesto a gastar esa cantidad en una exquisitez a la altura, eso sí, de los más adinerados.

Según sus creadores los demás postres clasificados -de lujo -son un intento de encarecerlos a través de incrustarles diamantes, cualquier otro tipo de piedra preciosa o componentes que incrementen su valor, por eso decidieron tomar un enfoque “realista”, y presentar un bizcocho que fuera comestible de verdad y el más caro del mundo. Por lo visto si quieres uno, tienes que encargarlo  con 48 horas de antelación ya que es el tiempo necesario para preparar este exceso de la repostería. Bloomsbury cuenta con cinco puntos de venta en los Emiratos Árabes Unidos, donde ofrece una experiencia gastronómica más asequible dentro de su red de cafeterías con encanto y aire londinense, así como en sus panaderías artesanales donde podemos encontrar todo tipo de dulces efectivamente de primerísima calidad, donde para ellos sin duda están son los mejores snacks, y pasteles del Medio Oriente.