Lamborghini Huracán


Lamborghini Huracán

El sucesor del Gallardo llega para dejarlo todo patas arriba. El Lamborghini Huracán LP 610-4 quiere sorprender en rendimiento, quiere sorprender en estética y quiere sorprender en sencillez a la hora de la conducción.

Lamborghini Huracán LP 610-4, el sucesor que merecía el Gallardo

La historia del automovilismo mundial ve ante sus ojos como un nuevo vehículo se postula firmemente para convertirse en leyenda: es el Lamborghini Huracán LP 610-4. Nacido en la fábrica italiana de Sant’Agata Bolognese para ser el sustituto del inolvidable Gallardo, este nuevo deportivo de pies a cabeza quiere enamorarnos por su estética y atraparnos por su mecánica.

Tomando el nombre del mundo de la tauromaquia como es habitual, en este caso de un astado de la ganadería española Conde la Patilla que en agosto de 1879 alcanzó la fama por su extraordinaria valentía y ferocidad, Huracán viene para dar un salto al futuro.

Tras las más de 14.000 unidades vendidas que ha dejado su antecesor, el cual terminó de producirse hace tan sólo unos pocos meses, este coche quiere brillar con un desempeño mecánico nunca antes visto, una conducción potente a la par que sencilla y unos acabados que dejen boquiabiertos a cualquiera que lo vea. De este último punto en especial, seguro que pueden dar cuenta los asistentes al Salón del Automóvil de Ginebra de 2015, donde fue presentado.

Para lograr todo ello el Huracán LP 610-4 monta sobre un ligero chasis construido en fibra de carbono y aluminio, con menos de media tonelada de peso, un nuevo motor V10 de 5,2 litros, 610 CV a 8.250 rpm y un par de motor de 560 Nm a 6.500 rpm capaz de alcanzar los 100 kilómetros por hora desde 0 en solamente 3,2 segundos. Esta fuerza, ratificada con los 325 km/h de velocidad punta que logra y el paso de 0 a 200 en 9,9 segundos, se acompaña por un consumo medio homologado de 12,5 litros y una emisiones que cumplen con la normativa Euro 6, quedándose en los 290 g/km de CO2.

Lamborghini

El nuevo Lamborghini incorpora, además de esta increíble motorización, la tecnología LED para los faros principales o una gran pantalla TFT de 12,3 pulgadas en el interior, para mostrar toda la información que precisa el conductor. Desde el navegador GPS al cuentavueltas o las revoluciones, pasando también por el sistema de entretenimiento. El interior del coche hace gala de una especial distinción al estar revestido, desde la consola a las puertas, de Nappa y Alcántara.

El vehículo, con la nueva transmisión Lamborghini Doble Embrague, tres modos de conducción —la normal, una deportiva y otra de carrera—, la tracción integral y su potencia, se hace el perfecto aliado del conductor más sport.