Bombones de lujo

Bombones de lujo

Estas pequeñas delicias de chocolate se han convertido en la tarjeta de visita de algunos de los más prestigiosos reposteros del mundo. Todo un lujo gastronómico.

Bombones de lujo, los más caros del mundo

¿A quién no le gusta el chocolate? Es, casi con toda seguridad, uno de los alimentos más apreciados en todo el mundo. Las grandes marcas de repostería y dulces compiten por ofrecer creaciones de la más alta calidad. Los bombones se han vuelto la mejor expresión de su saber hacer, y hoy en día podemos encontrar verdaderas obras maestras a precios que los convierten en increíbles delicatesen sólo al alcance de unos pocos. Aquí os dejamos un listado de los bombones más caros del mercado.

Los bombones de Vosges son una referencia. Esta marca estadounidense se ha hecho con un nombre entre los mejores reposteros desde su fundación en 1998. Se caracteriza por sus chocolates especiados y combinaciones de sabores poco habituales, como el curry, el sésamo o el chili. Una caja surtida acompañada de un champagne Krups puede salir por 250 euros.

El chocolate utilizado por la gente de Noka proviene de las mejores plantaciones de Venezuela, Trinidad, Costa de Márfil y Ecuador. Su colección Vintage es una de las más prestigiosas del mundo y sólo se puede conseguir a través de ellos y de la tienda Neiman Marcus. Si queremos dar una fiesta con chocolates Noka, podríamos llegar a gastarnos 800 euros con facilidad.

Chuao Chocolatier fundada por el chef Michael Antonorsi recoge su nombre de una de las variantes de cacao más conocidas de Venezuela, donde su familia poseía una pequeña granja dedicada a su cultivo. Hoy en día, Antonorsi sigue creando bombones especiales, con sabores a sal marina, chipotle o caramelo. Una caja de bombones puede costar unos 75 euros.

Pierre Marcolini ha sido nombrado en varias ocasiones como el mejor repostero del mundo. Es todo un artista, no sólo a la hora de combinar los mejores chocolates, sino que sus creaciones son toda una delicia para la vista. Sus cajas surtidas se han convertido en un excelente regalo, eso sí, 450 gramos de su chocolate pueden llegar a costar 100 euros.

Delafee  es conocida por usar chocolate de primera calidad y luego envolverlo en finas hojas de oro comestible. Sin duda, un lujo hedonista que les convierte en productores de bombones especiales y que muy pocos pueden llegar a probar. Una caja de estos bombones puede llegar a costar casi 500 euros.

Chocopologie de Knipschildt fundada en 1999, los precios de Knipschildt son de otro mundo. 450 gramos de su mejor chocolate pueden llegar a costar 2.400 euros. Realizado de manera artesanal con la mejor materia prima, sus bombones son los más selectos y caros del mundo. Habría que destacar su creación más conocida, la trufa de chocolate Madelaine, la cual sólo se puede comprar por encargo y cuyo precio -por unidad- es de 190 euros.